Spaghetti con yogur de ajo y piñones

Hola precios@s!! Hoy os traigo una receta de la cocina árabe, súper sencilla y deliciosa.

El yogur cocido es un ingrediente esencial de la cocina árabe. Sirve como salsa de estofado para todo tipo de alimentos, desde coliflor hasta carnes, kibbeh, shishbarak y arroz. A algunos también les gusta disfrutarlo en sopa. Tradicionalmente a base de leche de oveja o de cabra, el yogur tiene un sabor franco y ácido y es generosamente salado. Por otro lado, al cocinar, hay que removerlo constantemente para evitar que se cuaje; si se utiliza yogur de leche de vaca, a veces hay que mezclarlo con un poco de almidón. Aunque inspirada en algunos de estos platos tradicionales, esta receta incluye yogur crudo perfumado con ajo frito; el sabor se acerca a la versión cocida, pero más delicado y fácil de digerir.

Ingredientes (para 4 personas)

Sal gruesa para el agua de cocción de la pasta

450 g de espaguetis, linguini o fettuccini

450 g de yogur (no yogur griego)

1⁄2 cucharadita de sal

3 cucharadas de aceite de oliva

35 g de piñones

3 dientes de ajo pasados a la prensa de ajo

Menta seca triturada, para decorar

Elaboración:

Llenar una sartén grande con 4 l de agua y añadir 2 cucharadas de sal. Llevar a ebullición.

Agregar la pasta y cocinar siguiendo las instrucciones indicadas en el paquete.

Mientras tanto, en una ensaladera lo suficientemente grande para la pasta cocida, batir el yogur con 1⁄2 cucharadita de sal hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

Verter el aceite de oliva en una sartén muy pequeña y calentar a fuego medio. Saltear los piñones, removiendo constantemente, hasta que estén muy ligeramente dorados. Transferirlos con una espumadera a un plato con papel absorbente y reservar.

Poner el ajo en la misma sartén y freírlo hasta que esté oloroso, pero aún no dorado. Como el ajo se quema fácilmente, en cuanto huele bien, quitarlo del fuego y verterlo sobre el yogur. Mezclar bien.

La salsa debe ser salada y ácida: probar en esta etapa y rectificar el condimento si es necesario.

Cuando la pasta esté cocida, escurrir reservando un poco de agua de cocción.

Verter 60 ml de agua de cocción en el yogur, batir, luego añadir la pasta y mezclar para cubrirla con salsa. Si la salsa es demasiado espesa, añadir un poco de agua de cocción y mezclar ligeramente.

Emplatar y adornar con piñones fritos y menta seca. Servir inmediatamente.


Bueno precios@s, espero que os haya gustado esta receta y si la hacéis, contarme qué os ha parecido en comentarios. Un besito y feliz día.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*