Esta es la mejor receta de pastel de calabaza sin gluten, azúcar refinada ni lácteos.

Hola precios@s!! Hoy os traigo una receta súper saludable, súper fácil y rápida, para celebrar el día de acción de gracias con un pastel de calabaza vegetariano que os va a encantar.

La calabaza tiene beneficios excepcionales sobre la piel. Ya sea por su lado antiinflamatorio, antioxidante o incluso antienvejecimiento. Es realmente un ingrediente clave para lucir bien, sobre todo en invierno.

El pastel de calabaza es una receta tradicional de acción de gracias. Esta opción vegetariana baja en grasas, sin gluten, lácteos ni azúcar refinada, no tiene nada que envidiar a preparaciones más tradicionales.

La mejor receta de pastel de calabaza

Para la masa:

90 g de harina de coco
2 cucharadas de linaza molida
Una pizca de sal
1/2 cucharadita de canela molida
70ml de aceite de coco virgen crudo
2 huevos grandes

Para Decorar:

50 g de azúcar de coco
1 cucharadita de canela molida
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de jengibre molido
1/4 cucharadita de clavo molido/especias
1/4 cucharadita de nuez moscada molida
2 huevos grandes
430 g de puré de calabaza
2 cucharaditas de extracto de vainilla
200ml de leche de coco entera

Elaboración:

Preparamos la base del pastel.

En un tazón mediano, combinamos todos los ingredientes secos, luego agregamos el aceite de coco y los huevos.

Trabajamos la masa con las manos y formar una bola.

Dejamos reposar durante 10 minutos.

Mientras tanto, precalentamos el horno a 180°C y engrasamos un molde de 25cm con aceite de coco.

Con las manos, extendemos la masa en el molde en una capa uniforme.

Horneamos la base en el horno durante 15 minutos.

Mientras se hornea la masa, preparamos el relleno.

En un tazón mediano, mezclamos el azúcar de coco con todas las especias y la sal.

Incorporamos los huevos, luego el puré de calabaza, el extracto de vainilla y la leche de coco.

Una vez que la masa esté fuera del horno, la dejamos enfriar y precalentamos el horno a 200°C.

Vertemos el relleno en la masa y golpeamos el molde para que se extienda uniformemente.

Horneamos el pastel durante 15 minutos a 200°C, luego bajamos la temperatura a 180°C.

Después, horneamos por 45 minutos más.

Podemos cubrir el pastel con papel pergamino en el horno si se dora demasiado.

Retiramos el pastel del horno, dejamos enfriar, y a disfrutar.


Bueno precios@s, espero que os haya gustado esta receta y si la hacéis, contarme qué os ha parecido en comentarios. Un besito y feliz día.

Esta poción vegetal es buena para el cerebro y la salud

Este bizcocho saludable es ideal para evitar picar entre horas

Ensalada templada de langostinos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*